De crucero por el Danubio en Semana Santa

8 febrero, 2018
Cruceros
¿Te ha gustado? Compártelo.

El placer de viajar, conocer nuevos lugares y culturas distintas, disfrutar de las ciudades más maravillosas y espectaculares, no tiene precio.

Poder hacer un crucero por el Danubio en Semana Santa es una experiencia increíble, que recordarás para el resto de tu vida. Cabe decir que viajar cada vez es más asequible y más si confía en nuestros profesionales: nuestras ofertas para Semana Santa están pensadas para que puedas disfrutar de un viaje maravilloso.

Y es que una de las mejores cosas que se pueden hacer es viajar: atesorar estos recuerdos no tienen precio, conocer otros lugares, disfrutar de un crucero con tu pareja o tus amigos,visitar Viena en todo su esplendor o Budapest y todos sus atractivos, etc.

Los cruceros fluviales cada vez están más demandados, quizás porque son bastante más cómodos que los oceánicos: al ser más exclusivos (pueden acoger hasta un máximo de 180 pasajeros)se diferencian por ofrecerles trato más personalizadoa los clientes.

Poder disfrutar de las mañanas en cubierta y aprovechar tanto el día (casi completo) como  las noches para visitar las ciudades, ya que este “hotel flotante” pasa la noche en la mayoría de las ciudades que visita y te esperará amarrado en el centro de la ciudad, por lo que podrás entrar y salir del barco cuando quieras, sin limitación alguna.

Cada día estarás en un lugar nuevo, podrás recorrer las calles llenas de personas, de colores, de olores; podrás conocer en un mismo viaje, Austria, Eslovaquia, Hungría y la República Checa, etc.: son todos privilegios a los cuales no podrás renunciar.

Cada amanecer distinto, visitas guiadas a las ciudades más emblemáticas, recorridos por las zonas más turísticas, instantáneas desde cubierta recogiendo los colores del atardecer desde el barco. Cualquier opción es buena: disfrutar de una buena opera o asistir al teatro, o simplemente pasear por las calles de Budapest con todo lo que ello conlleva, dejarse maravillar por las zonas más barrocas de estas ciudades, etc. Sin duda alguna, es un viaje que deberíamos hacer al menos una vez en la vida.

La verdad es que viajar ahora es mucho más sencillo, más fácil y más barato. Entonces ¿qué mejor que irse de crucero esta Semana Santa?

Si no puedes, no te preocupes: con nosotros, podrás apuntarte a un crucero por el Danubio en cualquier momento del año. Cualquier excusa es buena para apuntarse a un crucero: para celebrar el cumpleaños de tu pareja, viajar con amigos, con la familia, o simplemente porque te apetece un viaje en solitario que te hará reencontrar contigo mismo, etc. Las opciones son muchas y nuestros paquetes se adaptan a todo tipo de viajero.

No hace falta mucha preparación: en los barcos se va a pensión completa por lo que no tendrás que andar buscando donde comer o cenar cada día.Muchas veces, incluso podrás aprovechar del Todo Incluido, que prevé pensión completa con la posibilidad de pedirse bebidas en las comidas y en el bar.

Además, como hemos mencionado antes, nuestros cruceros fluviales llegan a una capacidad máxima de 180 personas, por lo que estarás cómodo y lo más seguro es que vaya conociendo gente y hagas nuevos amigos, con los que poder disfrutar cada destinos que visitarás.

Y finalmente, el ocio a bordo está asegurado: si eres de los que disfrutan en el barco y apenas bajan de él, tienes la diversión garantizada. No te dará tiempo a aburrirte ya que la tripulación estará siempre pendiente y atenta, para contentar los caprichos de los pasajeros.

¡Recibe las últimas novedades y ofertas por email!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *